/ 0 comentarios

El universo oye lo que sientes.

No sois víctimas de la realidad,

sois creadores de la realidad. 

Abraham

El universo oye lo que sientes. -Un conversación con Abraham

El universo oye lo que sientes.

Hola a todos, esta mañana me leí de un tirón el libro que lleva este título  » El universo oye lo que sientes»  de Dyer en colaboración con Esther Hicks y quería compartir con vosotros los puntos que más me  han llamado la atención. Así que allá vamos…

Las mejores  preguntas de Wayne Dyer a Esther Hicks » Las enseñanzas de Abraham» 

En este artículo, se seguirá la línea que se sigue en el libro. Distinguiremos en azul las preguntas del Dr. Wayne Dyer y en negro aparecerán las respuestas.

¿ Y las afirmaciones? 

Wayne Dyer: Yo hablo mucho del Discurso del YO SOY.  » YO SOY» es otra denominación de la Fuente. Puedes sentirte débil pero tener un pensamiento que dice: » Yo soy fuerte» » Yo soy feliz», » Yo soy sano», » Yo soy rico» o » yo soy afectuoso…» Uno de los versos de Joel reza: » Que el cobarde diga: ¡¡ Soy un valiente! . 

Respuesta de Abraham: Tiene sentido: sin embargo, hay un factor  de esfuerzo que pude tener un efecto contraproducente, porque cada tema en realidad son dos temas: lo que quiero y la ausencia de lo que quiero. Por lo tanto, si no te sientes valiente pero dices » Yo soy valiente», ¿ qué estás activando realmente?

Cuando sientes la necesidad de aplicar un fuerte esfuerzo, por lo general tratas de superar lo que ocurre en ti en realidad desde un punto vibratorio. Y así, en lugar de salir como tu quieres, las cosas al contrario. En otras palabras, estás tratando de hacer que esos actos y afirmaciones compensen la vibración que se opone a lo que realmente se quiere. Y tus palabras no pueden invertir esa corirente. Por esos sientes que tienes que esforzarte más.

Las afirmaciones son maravillosas, pero nosotros nos aseguraríamos  de sentirnos realmente bien al hacerlas, porque el Universo no oye lo que dices, el Universo oye lo que sientes.

Programar antes del sueño. 

¿ Y los últimos cinco minutos antes de dormirte? Yo digo a menudo que durante el sueño empieza a programarse tu mente subconsciente. Y si cinco minutos antes de dormirte estás pensando en todas las cosas que salieron mal y te dices que no está ocurriendo lo que deseas, que la situación nunca mejorará, que tienes problemas económicos y que estás enfermo, ¿ no estás programando tu mente subconsciente?. Entonces cuando te despiertas, el Universo te ofrece experiencias que corresponden a lo que tú mismo has depositado en tu mente. 

Si estamos de acuerdo contigo.

Me parece que en esos últimos cinco minutos convendría depositar en la mente todas las afirmaciones del Yo Soy. Yo soy afortunado, yo soy…

Pero si has tenido un mal día no puedes decir otra cosa en los últimos cinco minutos, porque el Universo no oye lo que dices; el Universo oye lo que sientes. Así que tu mayor oportunidad de sentirte bien de verdad aparece tras una noche de disminución del impulso y no tras un día de aumento de este.

La Ley de la Atracción y su impulso no estarán activos mientras duermes. Ahora bien, es lógico que cuando te despiertes vuelvas a centrarte y que tus hábitos de pensamiento, tus creencias y los pensamientos a los que tiendes sigan donde los dejaste…pero eso puede cambiar con esta nueva comprensión sobre el modo de poner en marcha una nueva trayectoria.( …)

¿ Hace falta superar obstáculos? 

(…) Wayne Dyer hace una larga pregunta sobre la necesidad de pasarlo » mal» para ser mejores….

Respuesta: Bueno, lo cierto es que si estuvierais menos dispuestos a aguantar la emoción negativa vuestras vidas irían mucho mejor. Habéis aprendido a soportar la desalineación. Y entonces tomáis decisiones sin esa claridad de la que estás hablando…

Al parecer, tenéis que recorrer un breve tramo de ese camino, hasta que al cabo de un tiempo os canséis de sentiros mal. Esa verdad puede aplicarse a lo que hemos hablado acerca de tu padre, y también de lo que sentía Esther cuando Jerry hizo su transición a la dimensión No Física. No obstante, no creemos que haya que llegar a esos extremos. No creemos que sea necesario que dejéis crecer tanto el impulso negativo antes de admitir que podrías hacerlo de otro modo.

 

 

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar