Nunca se es demasiado viejo.

Lo bueno de seguir estando vivos esta mañana es que nos ofrece la oportunidad de volver a intentar obtener aquello que queremos.

Pensar que somos demasiado mayores para hacer según que cosas, es una excusa barata para no salir de nuestra zona de confort.

El caso es, que si hoy pones la primera piedra, dentro de un mes tendrás mas de lo que tendrías si sigues sin hacer nada. Cada paso cuenta y nuestro objetivo ha de ser el trabajo diario. Poco a poco, sin prisa pero sin pausa puedes llegar a conseguir todos tus objetivos sin excepción. La pregunta es ¿ cuánto quieres de verdad aquello que dices querer?. La edad no puede ser nunca razón para dejar de hacer aquellas cosas que te pueden hacer crecer.

Tienes dos opciones:

Empezar hoy mismo dejando a un lado el falso impedimento que supone tener un año mas o menos sobre tu espalda  o dejar que siga pasando el tiempo y dentro de unos años seguirás en la misma situación pero aún más viejo.

Es hora de dejar las excusas y pasar a la acción.

Aquí puedes ver lo que muchas de las personas de éxito no lograron sus objetivos hasta tener una cierta edad. La edad no te define, te define tu actitud.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.