DIA 1: SÓLO POR HOY NO TE PREOCUPES.

¿ Por qué nos preocupamos?

Nos preocupamos porque estamos imaginando que algo en nuestro futuro irá realmente mal. Gastamos una enorme cantidad de energía sintiéndonos mal por algo que aún no ha pasado y que probablemente no pase. Ese suceso tan solo está ocurriendo en nuestra cabeza, en nuestra imaginación pero aún así sufrimos. Lo visualizamos de tal manera que llegamos a angustiarnos.

¿ Qué nos aporta la preocupación? 

La preocupación nos mantiene alejados de nuestro presente y nos hace desaprovechar oportunidades realmente buenas para avanzar en nuestro crecimiento, simplemente porque estamos ausentes y no somos capaces de ver las señales actuales.

El presente es lo único que tenemos para conseguir el futuro que deseamos, escapar de el es renunciar a nuestra capacidad de crear. Cuando nos preocupamos estamos en el pasado o estamos en el futuro y dejamos nuestros canales de energía abandonados a merced de una imaginación mal empleada.

No podemos cambiar el pasado, tan solo podemos aprender de él, no podemos adivinar nuestro futuro pero si podemos crearlo si nos mantenemos atentos en el presente. Podemos trabajar el AQUÍ Y AHORA para diseñar nuestro futuro. Tu yo de ahora es la llave maestra para  tu yo del mañana.  Tu actitud de hoy creará las posibilidades reales de tu mañana.

Haz la prueba, y este es el ejercicio de hoy, cuando te venga una preocupación aléjala de tu cabeza con una afirmación positiva, con una imagen en tu mente que sea agradable, con un pensamiento que construya algo bueno y no al contrario.

Cambia el pensamiento de temor por un pensamiento de posibilidad, porque ha quedado demostrado a través de la física cuántica las energías que son iguales se atraen. Nuestros pensamientos también son energía de manera que una energía positiva atrae circunstancias positivas y una circunstancia negativa atrae todo lo contrario.

Tu actitud ante las circunstancias cambiará tu vida.

Gracias.

 

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

La primera Ley es que puede ser, hacer y tener cualquier cosa que seas capaz de imaginar. La segunda Ley es que se atrae aquello que se TEME.

¿ Y por qué?

La energía es la fuerza que atrae. Aquello que más temes es lo que experimentas.

Nada de esto ocurre por casualidad. No existe la casualidad en el Universo: Sólo un magnífico diseño.

La emoción es energía en movimiento. Cuando se mueve energía. Si se mueve la energía suficiente, ésta se convierte en materia. La materia es por tanto energía condensada, comprimida. Todos los Maestros entienden esta Ley. Esta es la Alquimia del Universo.

El pensamiento es energía pura  y esta energía del pensamiento nunca muere. Abandona nuestro ser y se dirige al universo, expandiéndose para siempre. Un pensamiento es para siempre.

Todo se pensamiento se coagula, todo pensamiento choca con otro pensamiento, creando un extraño laberinto de energía  que forma una estructura en continuo cambio.

La energía atrae la energía semejante  formando grupos de energía del mismo grupo. Cuando un grupo de energía es lo suficientemente grande creamos nuestra realidad.